Una ciudad llena de ruinas y monumentos que dan fe de su antiguo esplendor y sus incalculables obras de arte